Ciclo 2021: Reencuentro y permanencia

Iniciamos en marzo, el 1 de marzo dijeron las noticias. La realidad es que nosotros sabemos que nunca finalizamos, que no terminamos el 2020 así nada más, como si fuera un mal recuerdo que un nuevo comienzo borraría de la memoria. Nunca dejamos de estar, al menos quienes sostenemos que la escuela es el mejor lugar para nuestros jóvenes y para todos los adultos de bien que trabajan para un presente “Presente” que ayuda a confiar en un futuro cercano y mejor. Apenas un mañana, un día siguiente mejor que el anterior, un día que permita renovar la esperanza de creer que podemos hacer algo bueno. Las buenas ideas y las buenas intenciones se amasan con las manos en la masa, acá donde la obra tiene un destinatario real, las chicas y chicos de Agro.

Acá estuvimos, acá estamos, atendiendo animales, cultivos, regando las plantas, cuidando las instalaciones, pensando y repensando obras, removiendo escombros, sacando telas de arañas, gestionando recursos, moviendo engranajes para que nada se detenga, para que la parálisis no llegue, porque Agro es acción.

Estuvimos en el 2020, desde nuestros hogares resolviendo como mejor se pudo con los recursos que supimos conseguir en otras épocas y valorar en estas complejas circunstancias. Acá estuvimos, codo a codo, limando asperezas, enfrentando desigualdades, sosteniendo al débil, apoyándonos en el fuerte, tendiendo redes, dando una mano, recibiendo otras. Si, acá estuvimos y cada uno sabe a corazón desnudo lo que pudo, lo que quiso y lo que supo hacer para no detenerse, para no dejarse caer, para no derrumbar al que estaba a su lado.

Todos somos importantes en Agro, cada persona desde su rol y su lugar y si me permiten la analogía, somos en conjunto como un gran barco carguero de valiosas mercancías que surca los mares abiertos, pero que a veces debe circular por canales estrechos donde existe el riesgo de encallar. Y en esos estrechos caminos donde las maniobras son limitadas, es donde se torna vital, el aporte de todos y cada uno para salir de nuevo a los océanos y avanzar. Cada persona es valiosa en lo que hace y hacer su tarea de la mejor manera posible llena de dignidad al conjunto. Agradecemos el aporte de cada uno de ustedes para sostener y seguir impulsando el desarrollo de esta Institución.

Agradecemos también las complicaciones que a diario se presentaron, pues de ellas surgieron buenas propuestas superadoras sumando más personas valerosas a la acción.

A las familias les agradecemos por seguir confiando a pesar de las dificultades, por la paciencia, el esfuerzo que implicó ayudar a seguir aprendiendo en casa.

Hoy 11 de mayo, día del Himno Nacional Argentino les decimos con orgullo que en las buenas y en las malas, seguimos avanzando, seguimos moviendo engranajes, seguimos aprendiendo, seguimos creciendo:

Categorías: Uncategorized

Navegador de artículos

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: